BIOGRAFIA
Fanny Rabel

 

 

Ubicada como una de las discípulas de Frida Kahlo y Diego Rivera, fue la única mujer que formó parte del llamado “Grupo de los Fridos”.



La maestra Rabel falleció la noche del 25 de noviembre en un hospital de la Ciudad de México, a los 86 años de edad, por diversas complicaciones de salud derivadas de la edad. Como señala la tradición judía, su cuerpo fue enterrado en el panteón israelita, sin ceremonia religiosa alguna.


Fanny Rabel, hija de actores judíos, nació en Polonia en 1922 y tras vivir en París, llegó a México en 1938, fecha en que ingresó a la Escuela Nocturna para Trabajadores donde se impartían cursos de dibujo y grabado.


En 1942, cuando se fundó la escuela de pintura y escultura de “La Esmeralda”, conoció y se hizo muy amiga de Frida Khalo, con quien compartió, además del amor por la pintura, el activismo político y el compromiso social.



Frida Kahlo dijo sobre la obra de Rabel, al instalarse una de sus primeras exposiciones: “Pinta como vive: con enorme valor, inteligencia y sensibilidad agudas, con todo el amor y la alegría que le dan sus 20 años”.



Aprendiz de muralismo en el equipo de David Alfaro Siqueiros, en su momento fue asistente de Diego Rivera en los frescos de Palacio Nacional, al tiempo que elaboraba su propia obra.



Se destacó en la pintura con trazos que ella definía como "sus niños", ya que gran parte de su trabajo estuvo dedicado a la infancia mexicana, con lo que muchos críticos calificaban como "una ternura cautivadora".



Además de su trabajo individual en pequeño y mediano formato, como muralista perdura por ejemplo en la obra “Ronda en el tiempo”, emplazada en 50 metros de la Sección Escolar del Museo de Antropología e Historia, así como en los trabajos que realizó para el Hospital Infantil de México, el Registro Público de la Propiedad y el
Comercio o el Centro Deportivo Israelita.



Otra de sus obras más conocidas y valoradas es “Los cuatrocientos y algunos menos”, que forma parte del acervo de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, en donde se cumple textualmente la observación que de su trabajo hiciera la maestra Raquel Tibol: “…por revelar un temperamento meditativo. Los acordes críticos cierran el paso a los arreglos decorativos, pues su sentido de lo bello no ha hecho a un lado los problemas cotidianos. La tensión creativa se da en función de ellos, a causa de ellos.”

 

Considerada como la primera mujer muralista de México, en sus cuadros, grabados y murales, Fanny Rabel mostró siempre las expresiones desoladoras de sus personajes frente a las luchas sociales y la injusticia, donde la mujer, al margen, era víctima y también consuelo en la lucha.



Para el orgullo de la herencia mexicana queda en la memoria obra que se puede ver en lugares como la Biblioteca Nacional de Nueva York, la de París o la Biblioteca del Congreso de Washington, lo mismo que en el Museo de Arte Moderno de Nueva York, en el de la Real Academia de Dinamarca o en la Casa de las Américas de La Habana.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Copyright 2012 ©Somaap       —      Manuel Maria Contreras No. 96 3er Piso Col. San Rafael Del. Cuauhtemoc       Diseño web: Somaap